La encarcelaciones por «vencimiento de términos» de tres exfuncionarios colombianos implicados en polémicos casos judiciales, ha puesto en tela de juicio a los órganos de control que regulan la justicia en el país

El exmagistrado Francisco Ricaurte, una de las caras visibles del llamado cartel de la toga; el expresidente de Saludcoop, Carlos Palacino, y el exdirectivo de la firma Estraval, César Mondragón, volvieron a sus casas mientras sus casos avanzan en cuanto a averiguaciones.

La libertad no es plena

Reseña el portal La Semana que aunque la orden de libertad no da por terminados sus procesos ni los exonera de responsabilidad, la medida indignó a la opinión pública, pues se trata de los presuntos responsables de los tres escándalos de corrupción más sonados en los últimos tiempos.

¿Qué es lo que más molesta?

Al parecer lo que más irrita a la colectividad que opina con respecto a este acontecimiento es su liberación se halla dado por  la imposibilidad del sistema judicial de hacer oportunamente su trabajo. Todo ello obliga a reflexionar sobre el estado actual del sistema y la necesidad de reformarlo.

 Cronología de los eventos

Este martes el país se enteró de que un juez penal del circuito había dejado en libertad al expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Ricaurte, quien fue llamado a juicio por su presunta responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir, cohecho, tráfico de influencias y utilización indebida de información, bajo una organización que el mismo lideraba, conocida como ‘el cartel de la toga’

Como la Fiscalía acusó a Ricaurte el 12 de diciembre de 2017, la defensa argumentó que ya habían transcurrido dos años sin que empezara el juicio. Por eso el juez no tuvo otra opción que dejarlo en libertad por vencimiento de términos.

Al día siguiente, mientras los debates en los medios y en las redes sociales hervían por cuenta de la indignación ante la salida de Ricaurte de la cárcel, apareció en los medios la noticia de que Carlos Palacino, expresidente de Saludcoop, saldría en libertad, también, por vencimiento de términos.

Palacino enfrenta un proceso por su presunta participación en los delitos de estafa, fraude procesal, y falsedad en documento privado. Esto por los malos manejos de los recursos de los pacientes de la desaparecida EPS.

 Por si fuera poco, la gota que derramó el vaso ocurrió este jueves  cuando salió en libertad César Mondragón, exdirectivo y cofundador de la firma Estraval.
El personaje enfrenta un proceso por delitos de estafa agravada, captación masiva y habitual de dineros del público, lavado de activos, concierto para delinquir, falsedad en documento privado y enriquecimiento ilícito.

Este oscuro panorama evidencia que el Estado debe darle prioridad a sacar adelante una reforma a la justicia.

Redacción: Fusagasugá Noticias / La Semana